Utilizamos 'cookies' propias y de terceros para mejorar nuestros servicios   Más información.


Ruta histórica por el río Manzanares



Este paseo, que bordea el río Manzanares a su paso por Colmenar Viejo, lleva unas dos horas de ida y otras dos de vuelta. Parte del Puente del Grajal, a tres kilómetros y medio de Colmenar yendo por la carretera de Hoyo de Manzanares (M-618). Es un puente de un solo arco de diez metros de luz y algo menos de tres de ancho. A partir de ese punto hay un paseo muy agradable que discurre por la garganta granítica del Manzanares, y que puede hacerse también en bicicleta.

El camino sigue la plataforma por la que discurre enterrado el canal de Santillana, un tramo llano que, tras la presa del Grajal, da paso a unarepisa de cemento que bordea la pared vertical de la roca, donde puede verse una lápida que recuerda que fue inaugurada en 1900, siendo la primera en suministrar energía hidroeléctrica a Madrid. Después se coge un sendero que serpentea entre enebros y encinas, para luego toparse con el puente del Batán: un arco de diez metros de luz y casi cuatro de ancho. Es un lugar perfecto para descansar antes del regreso, contemplando el paisaje aún nevado de la Pedriza.



problema con query