Relatos cortos  22 dic 2020 Madrid

Influjos


Dentro de los ojos de esa mujer con vestido rojo chillón se veía la imagen de ese coche que cruzaba a gran velocidad por la calle, en su diminuto retrovisor se podía ver la silueta de un hombre con gafas negras, en estas quedaba reflejada una delicada gota cayendo de la fuente y en microscópica visión dentro de esta se veía al final de una calle dos hombres transportando un espejo, en ese espejo una mujer se empolvaba la nariz y en el espejito de mano -¡atchís- se podía observar la cristalera del escaparate de una tienda.

Dentro, empequeñecida hasta la nanovida se podía ver mi casa, a traves de su ínfima ventanita se vislumbraba el espejo del salón, en él estaba el reflejo de un portaretratos vacío dentro del cual se insertaba el perfil inconfundible de una botella de Jack Daniel´s, en esta -pasadito de chupitos- se veía el reflejo de la cristalera del mueble bar, en la que se podría encontrar desordenado sobre un tocador un espejo de mano, dentro del espejo había un cuarto de baño de dimensiones tan reducidas que hasta los atomos machos tenian que mear sentados, en el espejo de ese cuarto de baño había un pasillo con otro espejo en el que continuaba el mismo pasillo minituarizandose hasta una habitación donde había un armario con una de sus lunas levemente ladeada...y dentro de ese cristal...estaba yo. Y así es como esa misma tarde entré dentro de los ojos de esa mujer.


Pero, si se miraba con atención, dentro de mis ojos, en otro viaje alucinante a través de influjos y reflejos, volvía a estar ella. Y así continuamos unidos indefinidamente hasta el centro mismo de la nada.





0
2
211



Olguina Es un placer leer algo distinto. Gracias.
22/12/2020
Karel Vohat A ti. Felices Fiestas.
22/12/2020
Cargando