Relatos cortos  15 dic 2020 Madrid

La vida de Zacarías.


La vida de Zacarías.

El mundo, que ya había sido untado con mantequilla para que las personas resbalaran sobre él, ahora es embadurnado sobre una segunda capa –esta vez de mermelada- para que sepa a fruta.

En medio de un fuerte dispositivo de precariedad existencial nace Zacarías Mouke. Sus padres se han dado a la fuga y se encuentran a miles de kilómetros del lugar, difuminados por la corteza terrestre; los utensilios y todo el mobiliario del hospital son de atrezzo, los médicos son simples reflejos del brillo de una purpurina universal; la madre es una arcada o especie de erupto acaecido en los albores del milenio. Zacarías nace al contacto de una nota musical.

Nace con plena conciencia de nacimiento y a los pocos segundos de nacer ya comprende la muerte en su total magnitud. Su precoz omnipotencia lo distingue del resto de bebés que han nacido el mismo día que él. Onomástica asesina ya que deben perecer para ofrecerle a él su esencia de vida. Al minuto de nacer Zacarías ha completado el círculo místico de las matemáticas, la física, la química y la filosofía reordenando su caos hacia una secuencia lógica de postulados base . Y empieza a tener unas pocas nociones de amor.

Son sacrificados en su nombre el resto de seres nacidos en ese día. Empieza a translucirse la carencia de voluntad existencial de Zacarías. A los cinco minutos las estrellas yacían plácidas a sus pies, la luz quedaba resuelta, los infinitos reducidos y simplificados parecían diminutas cucarachas. Al rato, el tiempo y el espacio se desmoronaron a la inefable exactitud de Zacarías.

Pero el constante degoteo de muertes para compensar su insufrible apatía hacia la vida era insostenible. No llevaba una hora en vida cuando todo era vacío a su alrededor. No quedaba nada excepto su sutil presencia de devastación. Y Zacarías volvió a su rincón de oscuridad esperando pacientemente que algún otro universo le diera a luz.

Nota: el señor Troncoso fue un gorrilla, casi mendigo, de Sevilla. Ese tipo de personas abandonadas por la sociedad. ¡Qué grandes, Triana Dedicarle un tema, y con una poesía sublime, a alguien que ha dejado de ser tratado como ser humano.





1
8
1116



Karel Vohat https://youtu.be/ssuAZeOWvWQ ¡Qué arte, mare! La próxima vez que pase por la provincia de Madrid, le llevó unas flores al mítico de la Rosa.
15/12/2020
Karel Vohat Gracias, Sara. No considero que tenga mérito. :P Son relatillos. No creo que puede escribir un texto de enjundia, con algo que me motivase, por ejemplo, la Historia. Un pequeño artículo, quizá, pero elaborar un libro, con muchas páginas, no. No tengo capacidad. Y en narrativa menos. Casi todo el mundo podría escribir uno, con sus vivencias, pero el verdadero arte, el tocar la fibra de las personas, desde la palabra, está al alcance de unas pocas personas elegidas. :P Suerte con lo que buscas en la página.
16/12/2020
Karel Vohat http://icebergbarna.blogspot.com/2011/09/el-retrato-del-sr-troncoso.html El señor Troncoso, no sé si habrá enlaces por ahí con información más exhaustiva sobre como se relacionaron con él. Pero la canción, aparte de sublime, la han hecho eterna en Sevilla, y lo que fuese uno de esas personas nacidas para caer en las simas más profundas de los abismos de la vida, la convierte en un gesto de profunda humanidad. Buenas noches. Olenkina. :P
17/12/2020
Karel Vohat Gracias. No te preocupes por la ortografía. Felices Fiestas.
23/12/2020
RGB Me ha gustado mucho Karel.
26/12/2020
Karel Vohat Gracias a todos. Felices Fiestas. Me he perdido, no sé quién es Miguel, o si ha borrado mensajes.
27/12/2020
Karel Vohat Muy chula la poesía. A mi no se me dan nada bien.
27/12/2020
Karel Vohat Mañana o pasado contesto a tus privados, sara. Es que estoy teniendo problemillas de salud, leves.
02/02/2021
Cargando