Historia  17 oct 2019 Madrid

LA BASE DEL MUNDO


...todos los hombres ya conocieron y aprendieron a ralizar la actividad.

Es lógico al igual pensar que los primeros que empezaron a sembrar siempre fueran los más avanzados y así también se ha demostrado porque en aquella misma zona es precisamente donde se han hallado los recipientes más antiguos, los hombres de aquella zona fueron evolucionando en aquella actividad trayendo consigo una nueva, la de construir recipientes donde guardar el grano que obtenían de la siembra, al principio como es obvio el hombre hacía recipientes muy rudimentarios e irregulares, pero servían para aquello que habían sido concebidos, de tal modo que parece correcto que aquellas personas que hacían dichos recipientes pudieran empezar a denominarse alfareros.

Llegados a este punto tenemos ya varias actividades dentro del hombre: cazador, recolector, pastor, campesino y alfarero, y junto a estas otra más: metalúrgico, el hombre por estos tiempos ya conocía el cobre y sabía como fundirlo, con él hacía lanzas para cazar a los animales y útiles para despedazarlos y arrancarles la piel con la que abrigarse.

De todos es sabido que en la zona a la que nos hemos referido, de los ríos Tigris y Éufrates, son ríos que todos los años tienen desbordamientos y crecidas, esta circunstancia el hombre de aquel tiempo la desconocía, pero no tuvo que pensar mucho para darse cuenta de que lo que sembraba cada año el río lo inundaba y le dejaba sin alimento, y una vez más la agudeza de la necesidad le hizo llevarle a la conclusión de que a aquella circunstancia había que darle una solución, [continuaré en el siguiente post].

Este post es el tercero de 11 que consta este análisis histórico propio.



0
0
77



Cargando