Cargando

Café tertulia entre amigos

Marian   Marian, 59 TOP

Regístrate o inicia sesión para apuntarte


fecha 10 abr 2021

comienza 18:30

orientado Hombres y mujeres & Media de 50

¿Dónde se hace?

Gastro Bar Bassilé, Avenida de América, nº 27. Madrid.

Top organizador   388   

                    




Información

Somos un grupo de AMIGOS abiertos a intercambiar ideas, sensaciones, vivencias, criterios, con personas participativas que lleguen con ganas de aportar algo, intentando establecer un diálogo desenfadado en el que primen el espíritu crítico, la sensibilidad, el buen humor y el respeto.

El tema a tratar es tan solo la excusa que facilita el encuentro y ayuda a conseguir una fluidez natural que propulse el emerger de afinidades y confluencias entre los allí reunidos con el propósito de pasar entre TODOS una tarde de sábado estupenda, en la mejor compañía.

Éste es un evento sin ánimo de lucro, no incluye cuotas ni comisiones para la organizadora.

Para asistir es necesario APUNTARSE y participar haciendo  algún comentario en el foro de la Tertulia, pues son ellos los que nos propulsan las directrices de los temas que tratamos.

Muchas gracias.


Punto de encuentro
Si sois puntuales: en la puerta de el Gastro Bar Bassilé, Avenida de América, nº 27. Preguntad en la barra si no es así.
Apuntados


Comentarios
Pluvioso Pero lo fundamental es conseguir que nuestro esfuerzo sea casi continuo para que la realidad favorable llegue lo más temprano posible. El tiempo no debe ser nuestro enemigo, más bien nuestro aliado... simplemente es una cuenta numérica que no deja de avanzar. Más que entrar en conflicto por su avance, debemos sincronizarnos con el avance.... para así sentirnos mejor con este movimiento continuo que es la vida.
+3 días
Pluvioso Es muy complicado no caer y desfallecer en los túneles de nuestra vida... no es fácil caminar cuando las fuerzas flojean... y muchas veces, es posible que salir de la zona oscura necesite diversos tiempos dependiendo de diferentes niveles energéticos.
+3 días
Pluvioso Parece que avanzamos por un largo túnel donde nos cuesta adivinar o intuir la salida. Donde muchas veces nos fatigamos creyendo que no saldremos, y otras nos acostumbramos a la tenue luz, creyendo que no es necesario seguir avanzando. El túnel nos despista, aturde, cansa etc. Incluso creemos que la luz del final es una ensoñación, que a lo mejor de este largo túnel nunca saldremos, porque cuanto más cerca parece que se encuentra la salida, mayor es nuestra carencia energética. Pero si no decaemos, saldremos de este túnel y de otros que aparezcan en nuestras vidas.... no hay túnel lo suficientemente largo que no se pueda cruzar.... si nos vence es por fallo nuestro.
+3 días
Marian A veces cuesta entender que un momento oscuro pueda prodigar nada bueno, pero en realidad nada como la más obtusa y recalcitrante de las noches para procurar incoercible sed de luz, para despe­jar el más destellante de los soles. Va la luz siempre precedida de tinie­blas. Antes de generar un nuevo orden es ine­ludible el desmoro­namiento del entramado anterior para que la vida se reordene de forma plenamente na­tural y lógica, podando las ramas viciadas y super­fluas, a fin de que rebrote renovado y vigoroso el hercúleo Árbol de la Vida.
La materia, el pensamiento, la sensibilidad y el espíritu generan sus propias defensas, sus específicos anticuerpos que ayudan a restaurar la naturalidad, lo sencillo, leve y flexible en un mundo corrompido, artificioso y falaz, cuyas cadu­cas tablas de valores han sucumbi­do.
Jung aseguraba que en épo­cas de crisis resulta contraproducente recu­rrir a la memoria, pretendiendo solventar, desde caducos parámetros, situaciones caren­ciales inéditas.
Es precisamente entonces im­postergable el recurrir a lo íntimo, cálido, directo, que religa; porque RESURGIR significa estallar originariamente, hacia nuestro propio reino, zanjando la incesante zozobra que suponía sobar anacrónicas órbitas, alienas y este­reo­tipadas, desdeñando los habituales pape­les de espejo, de luna, de eco, rehusando taxativa­mente “hacer el mono en equipo”, en la deslu­cida fun­ción de loritos, a conformar tan sólo inno­cuos remedos, autorredimiéndonos con perse­verancia y tesón de la demoledora y succio­nante espiral de la míme­sis que aguijo­nea sin tregua y desustan­cia la vida; porque precisa­mente en el ardiente culto de lo interno e imprevisible se basa el esperado retorno al “Paraíso”; en redescubrir la primigenia totalidad de lo Uno, por encima de las tortuosas y enrevesa­das cavernas frag­mentarias, dando resolutiva luz al íntegro Ser Esférico, tras un impeni­tente arrastrarse en pos de fluctuantes lu­cecillas deslumbrado­ras que instaban a ce­rrar los ojos, inclinar la cabeza o doblar­se, ensalzando “muñequitos” y “personajillos” idolatrados durante generaciones.

+3 días