Cargando

Café tertulia entre amigos

Marian   Marian, 59 TOP

Regístrate o inicia sesión para apuntarte


fecha 23 ene 2021

comienza 18:30

orientado Hombres y mujeres & Media de 50

¿Dónde se hace?

Gastro Bar Bassilé, Avenida de América, nº 27. Madrid.

Top organizador   89   

                    




Información

Somos un grupo de AMIGOS abiertos a intercambiar ideas, sensaciones, vivencias, criterios, con personas participativas que lleguen con ganas de aportar algo, intentando establecer un diálogo desenfadado en el que primen el espíritu crítico, la sensibilidad, el buen humor y el respeto.

El tema a tratar es tan solo la excusa que facilita el encuentro y ayuda a conseguir una fluidez natural que propulse el emerger de afinidades y confluencias entre los allí reunidos con el propósito de pasar entre TODOS una tarde de sábado estupenda, en la mejor compañía.

Éste es un evento sin ánimo de lucro, no incluye cuotas ni comisiones para la organizadora.

Para asistir es necesario APUNTARSE y participar haciendo  algún comentario en el foro de la Tertulia, pues son ellos los que nos propulsan las directrices de los temas que tratamos.

Muchas gracias.


Punto de encuentro
Si sois puntuales: en la puerta de el Gastro Bar Bassilé, Avenida de América, nº 27. Preguntad en la barra si no es así.
Apuntados


Comentarios
Pluvioso la vacuna es el antídoto para esta mala época... pero el remedio no se plantea. El antídoto nos hará superar la actual crisis... pero el remedio/plan de futuro; evitaría que se repitieran. La humanidad debería permitirse algo más que usar antídotos y encontrar remedios... ¿Nos lo permitiremos?
1 día
Pluvioso El miedo y temor de la pandemia, actualmente, nos obliga a ser prudentes... Actualmente. También nos cambia nuestro comportamiento diario; actualmente... incluso hay preocupaciones que antes no existían; actualmente. En el segundo 1 de superación Covid... creo que no quedará nada de nada... y el desenfreno será la pauta social.
1 día
Pluvioso Al final, es cómo sacarte una astilla clavada en un pie... sin preguntarnos cómo ha pasado, y sin reflexionar cómo evitarlo... simplemente parece que disfrutaremos de la astilla eliminada, caminando otra vez alocadamente.
1 día
Pluvioso Si no hay reflexión sobre lo que vivimos, no hay corrección ni mucho menos se dan pasos hacia adelante. Y la reflexión junto a la corrección [tanto personal como social, incluso política] no parece que se replantee.
1 día
Pluvioso Es muy posible que la humanidad no aprenda de esta terrible tragedia... El día 1 de superación se inicie un olvido pandémico.... y la nueva normalidad sea una normalidad no reflexiva ni solidaria ni preocupada por la naturaleza y el bienestar de nuestros semejantes. Podríamos encontrarnos con una nueva versión de la sociedad anterior al Covid. Una versión más exagerada y acelerada.
1 día
Pluvioso Veremos qué sociedad nos encontramos después de la pandemia. Hay quien vaticina que volveremos a tiempos pasados, pero más pasados de rosca; dónde se vivirá la vida desenfrenadamente. Las carencias del presente pueden provocar excesos de futuro.
1 día
Pluvioso Ahora estamos obligados a tener planes a corto plazo; ni medio y mucho menos largo plazo... pero el verdadero problema es que todo esto arranca de un problema insólito, y provoca una adaptación forzada y no voluntaria. Todo lo que se fuerza, termina rompiéndose...
1 día
Pluvioso Tiempos muy complicados nos toca vivir... todavía siguen discutiendo cuánto tiempo durará la pesadilla pandémica... si para junio ya estaremos casi todos vacunados... o si faltarán muchos por entrar en el rebaño inmunizado. La incertidumbre se adueña de nuestra vida... y parece nos dirige a disfrutar el momento de una forma nunca vivida.
1 día
Marian Para bien o para mal este es un momento álgido, de intensidades y dicotomías.
Los valores y los contravalores han salido disparados por los aires a golpe de imprevisto y de precariedad.
Las antiguas fortalezas han visto caer sus parapetos y saltar por los aires torres, muros y trincheras.
Una escenificación idónea para poner en juego espíritus libres y templados
que den juego a resortes naturales que subyacen en lo más hondo de nosotros, que sirvan de impulsoras catapultas que descubran nuevas y liberadoras dimensiones de la VIDA.
Es como si la matriz de la existencia necesitara dar a luz más allá de los fogonazos, de los fuegos fatuos y los espectros merodeantes.
Necesitamos convocar nuestra esencia natural primigenia,
que subyace más allá del inframundo que se revuelca y se ceba en la incertidumbre de las presas y hace batidos con la confusión, la desolación y la angustia;
para concitar todos aquellos resortes no contaminados por una serie de programaciones caducas, descatalogadas, castradoras, que fundamentaron hasta este momento ciertos rituales de anexiones y postureos diversos
socialmente engullidos sin réplica.
Es un momento crucial para aprender a caminar con la mente limpia de preconceptos, con paso firme, atentos aún con titubeos, poniendo máxima atención y mimo en cada paso que damos; teniendo siempre presente que una caterva de aparentes sabelotodos
nos van a salir al paso para tratar de impedir una ruta tranquila,
como una teatralizada y desocupada sarta de monigotes
que se dedican a pertrechar una ruta laberíntica, adireccional, discontinua, contrapuesta;
dependiendo siempre del momento y la hora.
Necesitamos ser conscientes de que caminamos amilanados e incluso flagelados por la incertidumbre,
pero intentando no desfallecer ante el agobio del evidente monotema transpersonal,
adecuadamente aderezado por las contrapuestas cantinelas políticas que siempre encuentran milagrosas contrapropuestas a lo que hacen los demás pero que son incapaces de acertar con resoluciones propias, en las lindes que les conciernen y a las que nos supeditan.
Porque la acusación es un arma de poder candente mientras la absolutoria RESOLUCIÓN escasea.
Las pócimas mágicas tienen más que ver con las líneas de poder que con la coherencia y la lógica.
En el arcén del abismo deambulan con total impunidad los rebañadores de sueños, de cohesión, de expectativas, de esperanza...
Mientras unos se conforman con arrastrarse, frecuentando la inconsciencia
otros optan por gestionarlo como ratas,
y algunos pocos se arriesgan a volar,
dejando abajo la gravedad
y todo aquello que les dificulte el desplegar las alas, sin fijaciones,
ni otra bandera o adhesión que una liberadora SONRISA.

1 día